lunes, 10 de octubre de 2016

Zaplana y Rato tienden la mano a los sindicatos para mantener el crecimiento

El crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) en nuestro país se situará en el 2,2 por ciento en 2002, según el Gobierno, frente a la anterior previsión que señalaba que se incrementaría en un 2,4. Asimismo, el Ejecutivo prevé que los precios terminen el año con un avance del 3,5 por ciento, cuando el anunciado en otoño se situaba en un 2,9. El vicepresidente y ministro de Economía, Rodrigo Rato situó el crecimiento económico para el próximo año en el 3 por ciento, con una creación de 280.000 nuevos empleos.

La causa principal de que las previsones anunciadas ayer en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros sean peores a las iniciales reside, según Rodrigo Rato, en «la debilidad del comercio mundial», que crecerá menos del 1 por ciento. Así, el vicepresidente explicó que la restricción financiera se ha manifestado en las caídas bursátiles en todos los países que forman parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y que estas bajadas no están relacionadas tanto con los resultados reales de las empresas, sino con la desconfianza creada por los recientes casos de fraudes contables en numerosas compañías. 

Sin embargo, Rato se mostró optimista con la evolución económica de nuestro país y vaticinó que se seguirá creando empleo ¬170.000 nuevos puestos de trabajo en 2002¬, pese al menor crecimiento de la economía española, que se incrementará un 2,2 por ciento durante este año. En este sentido, el ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, señaló que las reformas del Ejecutivo permiten esta mayor flexibilidad del mercado de trabajo y aseguró que el Gobierno está dispuesto a reactivar el diálogo con todos los agentes sociales. En este sentido resaltó que están «abiertos a cualquier aportación» por parte de los sindicatos.De este modo, a pesar de que se rebaja la previsión de crecimiento, el Gobierno entiende que. 

España sigue manteniendo una dinámica positiva. A pesar del aumento ligeramente a la baja del consumo privado y una evolución peor de la prevista de la inversión en bienes de equipo, que pasa del 2,2 al -1,3 por ciento. Estos datos responden, según el ministro, a la atonía de los mercados internacionales y la falta de perspectivas de una demanda externa que justifique nuevas inversiones. Además, el vipresidente económico reseñó que la economía española sigue manteniendo «una dinámica positiva en su diferencial de crecimiento» con los países europeos. Sobre la evolución del turismo, aseguró que será positivo, y que se cumplirán las previsones del Gobierno, que apuntan a que 49,5 millones de turistas visitarán España en 2002

Previsiones para 2003

Para el año que viene, Rato indicó que el crecimiento de la economía en nuestro país llegará al 3 por ciento, impulsado por un incremento del comercio mundial, que redundará en la mejora de los datos de crecimiento de Estados Unidos y la Unión Europea y por la política de equilibrio presupustario del Ejecutivo. En este contexto, el cuadro macroeconómico para 2003, que ha sido elaborado con la hipótesis de que el comercio mundial aumentará con tasas cercanas al 6 por ciento prevé que el consumo de los hogares ¬consumo final¬ aumente un 2,9 por ciento y la inversión ¬fornación bruta de capital fijo¬, un 3,8. 

Por su parte, el sector exterior contribuirá negativamente al PIB con dos décimas, si bien las exportaciones se incrementarán un 4,3 por ciento y las importaciones, un 4,6. El empleo seguirá en su línea positiva al crecer el número de empleados un 1,8 por ciento¬280.000 personas¬, frente al 1,1 del año actual. Sobre los precios, Rato se mostró convencido de que «se desacelerarán» al desaparecer algunos factores que han contribuido a que se incrementaran, como la subida de los carburantes y la debilidad del euro. Según sus previsiones, el deflactor del Producto Interior Bruto se situará «en torno al 2 por ciento» y añadió que se empezarán a notar los efectos positivos de la moneda única.


Reacciones:

0 comentarios:

Etiquetas